Written by 16:06 novedad, territorio

El primer sector de trufa en Umbría

La “Cadena” en su conjunto recorre todas las fases y acontecimientos que cuentan la historia del re…

El primer sector de trufa en Umbría

Giuliano Tartufi ha construido una verdadera y adecuada cadena gracias al apoyo de la región de Umbría para fortalecer el aspecto territorial del producto, apoyar la producción de trufas en Umbría pero, sin embargo, para luchar contra el cambio climático, que desde hace algunos años pone en peligro la disponibilidad natural de la trufa. Nuestro sector tiene un único objetivo: hacer que los productos y las empresas transformadoras sean los protagonistas del sector, llevando a Umbría al liderazgo en Italia y en el mundo.

Son 71 explotaciònes agrícolas con sus 122 hectáreas trabajen junto a Giuliano Tartufi como mando, para crear una verdadera plantación de trufas en la ciudad de Pietralunga por un período de 10 años: 5 necesarios para el crecimiento de la planta y otros 5 para aumentar el cultivo y por lo tanto aumentar la capacidad de cosecha. El sector se denomina “Prometido por 10 años”, una marca valorada por Giuliano Tartufi, una empresa productora de Umbría fuertemente ligada al territorio y a la que se suman 122 hectáreas con las 180 hectáreas de área natural, 5 hectáreas de cultivo privado y 500 cazadores de trufas que colaboran en el aprovisionamiento  funcional de la materia prima a nuestra empresa especializada en Umbría. “Prometidos por 10 años” es un nombre elegido no solo por los períodos necesarios para la evolución de la cosecha, sino también porque Giuliano Tartufi se involucra durante 10 años a comprar todas las trufas provenientes de las 122 hectáreas de sus colaboradores, asegurando a los participantes ser capaz de rentabilizar su cosecha, con añadidura de un valor cada vez más difícil de conservar por causa de las condiciones climáticas: el origen 100% umbro.

Las diferentes fases del proyecto pasan por una aprehensión de acciones, a veces para erigir las bases de una cosecha saludable, de valor y longevidad.

– Análisis de las condiciones microbiológicas y pedoclimáticas del terreno

 – Instalación de un cerco: la principal función de los cercos es proteger la planta de trufa, que cuando es joven es el cebo de varios tipos de fauna. Posteriormente, cuando se produzca la trufa, evitará la posibilidad de daños o deslizamiento de la trufa.

 – Sembrar plantas de trufa

 – La instalación de un sistema de riego para hacer frente a los períodos de intensa sequía, por la cuales la repercusiones son difícil de predecir de un año a otro. Las aguas dedicadas al mantenimiento de las variaciones climáticas deben surgir de las fuentes naturales y emergentes para conservar los oligoelementos y sales minerales de presencia natural en las aguas no tratadas, a beneficio de su simbiosis con las esporas presentes en la tierra y las raíces de los árboles

 – Deshierbimiento: el deshierbe tiene la función, en la primera fase del proyecto, de evitar que las malas hierbas infectadas se lleven la energía y recursos importantes para las plantas que están fraguadas del suelo y que favorecen el desarrollo de las raíces más superficiales otro que produce simbiosis con la trufa permiten la absorción de los microelementos necesarios y también la absorción del agua necesaria para que la planta de trufa para que se desarrolle de manera sana y robusta evitando patologías que puedan comprometer su existencia y entonces inhibir o dañar la producción.

– Mantillo: sistema de protección alrededor del árbol que sirve para mantener las condiciones de humedad y pedoclimáticas. El mantillo suele estar compuesto por una mezcla de caliza y esporas de trufa: además de mantener el microclima, permite el desarrollo de otras esporas, y la caliza se considera un nutriente esencial para la planta.

La trufa es un hongo hipogeo: esto quiere decir que nace, vive y crece bajo tierra, regularmente en profundidad. La trufa proviene de la simbiosis entre árbol, oligoelementos, sales minerales y de la microbiología natural generada por las raíces, por los árboles, por la luz y el clima. Hasta el día de hoy, no existe una ciencia exacta que nos permita cultivar con posibilidad de recolección, porque no se trata sólo de plantar, sino de enlazar en conjunto una serie de elementos naturales que deben contribuir a su desarrollo. Sabiendo que la mayor parte de la cosecha proviene de áreas naturales, su rara disponibilidad lo convierte en un producto de alto lujo, sujeto a variaciones en precio y disponibilidad, año tras año.

Los primeros años del cultivo de la trufa son básicamente y sobre todo los cinco primeros. Por eso, cultivamos el árbol, y cuando el trabajo se hace correctamente, produce unas trufas deliciosas.

Durante el cultivo del árbol participamos y colaboramos para que se establezca y mejore la relación de simbiosis con nuestras acciones ejecutadas correctamente con constancia ofreciendo amplia producción de trufa que no se descuentan tanto.

El proyecto “Prometidos desde hace 10 años” ofrece un punto de vista tecnológico y aprobador para dinamizar y multiplicar cada vez más la cultura local.

GALLERY
Vidéo & Photo
(Visited 85 times, 1 visits today)
Tag: , Last modified: 11 Settembre 2023
Close